Madrid,
22
Mayo
2019
|
12:29
Europe/Madrid

Nuevo espacio WeWork en el edificio “El Cubo” de Madrid

Resumen

El grupo estadounidense de espacios flexibles WeWork continúa reforzando su presencia en Madrid, con una nueva ubicación en uno de los edificios más codiciados de María de Molina: el edificio “El Cubo”, situado en el número 39 (antigua sede de la agencia Ogilvy). CBRE, primera compañía a nivel internacional de consultoría y servicios inmobiliarios, ha asesorado en conjunto con Cushman & Wakefield en esta operación y ha comercializado en exclusiva el inmueble desde que su anterior inquilino anunciara su salida.

Esta operación es una de las mayores operaciones en la modalidad de Flex Spaces, aquellos espacios de oficinas flexibles y colaborativos, que son cada vez más demandados por las empresas y que, sin duda, tienen un gran peso en el mercado de oficinas de las grandes capitales”. En el primer trimestre de 2019 estas operaciones han significado más de un 10% de la absorción en Madrid, tal y como apuntan desde la consultora.
José Mittelbrum, director nacional de Advisory & Transaction de CBRE

WeWork, empresa que ofrece espacios de trabajo flexibles, pasará a ocupar el edificio tras la firma de un contrato a largo plazo. Con el acceso de WeWork a “El Cubo” se implementará una actualización completa del edificio, muy atractivo no solo por la localización, sino también por la singularidad de sus espacios.

“El Cubo” cuenta en total cuenta con una superficie de más de 6.000 metros cuadrados distribuidos en 5 plantas.

Esta operación forma parte del plan de expansión de WeWork en Madrid; un plan que persigue cumplir con sus exigencias en la creación de comunidad, tan importante para su modelo de negocio. Hasta la fecha, WeWork cuenta con cinco espacios en la capital: dos en el Paseo de la Castellana, y otros en las calles Eloy Gonzalo, Goya y Francisco Silvela.

Alfredo Collar director de Business Space de Cushman & Wakefield en Madrid añade: “con el asesoramiento en su entrada en España en 2017 y en 7 de los espacios de WeWork en el territorio nacional, hemos presenciado un cambio claro en la mentalidad de los propietarios por los espacios de coworking. Vemos que ahora son percibidos como una apuesta clara por su capacidad de atraer grandes empresas y de poner en valor un inmueble”.